Policía israelí pide imputar al Netanyahu y su esposa por soborno, fraude, abuso de confianza y aceptación fraudulenta bajo circunstancias agravantes.

(Spútnik) La policía israelí recomendó imputar al primer ministro Benjamín Netanyahu y su esposa Sara, así como al magnate mediático Shaul Elovitch y su esposa Iris, por un presunto delito de cohecho en el llamado ‘caso 4000’.

“Se han establecido evidencias suficientes para sustentar las sospechas contra las principales personas involucradas en el asunto. Contra el primer ministro Benjamín Netanyahu, se ha establecido suficiente base probatoria de la comisión de delitos de soborno, fraude y abuso de confianza y aceptación fraudulenta bajo circunstancias agravantes”, declaró el ente.

Se trata del tercer expediente por el que la policía propone presentar cargos contra el primer ministro.

El caso contra Yair Netanyahu, el hijo del primer ministro que también figuraba como sospechoso en la investigación, fue cerrado.

Se sospecha que Netanyahu, fungiendo como titular de Comunicaciones de 2014 a 2017, hizo favores al gigante de telecomunicaciones Israel Bezeq.

A cambio, el magnate Shaul Elovitch, un viejo amigo de Netanyahu, habría ordenado al sitio web Walla News que realizara una cobertura favorable del primer ministro y de su esposa Sara.

Netanyahu rechaza esas acusaciones e insiste en su inocencia. Desde su cuenta de Twitter, el primer ministro afirmó que las recomendaciones de la policía “no son sorprendentes”.

“Se establecieron y se filtraron incluso antes de que comenzaran las pesquisas. Las recomendaciones policiales no tienen estatus legal.

Recientemente, las autoridades competentes rechazaron las recomendaciones de la policía contra una serie de figuras públicas”, afirmó.

El primer ministro dijo estar “seguro de que incluso en este caso las autoridades competentes, después de examinar el asunto, llegarán a la misma conclusión: que no hubo nada porque no hay nada”.

También te puede interesar

Deja una respuesta