Brunéi aplicará pena capital a homosexuales. Una clara violación a los DDHH que las potencias callan.

El sultanato asiático aplicará la medida desde la próxima semana y lo hará a través de la lapidación. Delitos comunes también serán castigados severamente.

Desde el 3 de abril una serie de estrictas leyes entrarán en rigor en Brunéi. Entre ellas se encuentra la pena de muerte por lapidación para las personas que tengan relaciones homosexuales y/o cometan adulterio.

El nuevo código penal del pequeño sultanato, ubicado al sureste de Asia, también contempla otros delitos tales como el robo. Si se comprueba que una persona lo cometió, se le cortará la mano derecha y si es reincidente, se le cercenará el pie izquierdo.

Si bien la homosexualidad ya es considerado como delito en Brunéi, esta vez la norma lo incluirá como delito capital.

La Fiscalía General de Brunéi hizo el anuncio a través de un comunicado el pasado 29 de diciembre y desde entonces varios grupos e instancias internacionales por los derechos humanos han tratado de disuadir para que retrocedan en la normativa.

Rachel Chhoa-Howard, representante de Brunéi en Amnistía Internacional, ya alzó su voz de protesta exigiendo la detención del nuevo código penal. “Legalizar semejantes penas crueles e inhumanas es algo atroz”, aseguró en un comunicado, recoge la agencia AFP.

Algunas de los posibles (delitos) ni siquiera deberían considerarse crímenes, incluido el sexo consensual entre adultos del mismo género”, agregó la integrante de la organización de derechos humanos.

Este sultanato, que se caracteriza por su gran potencial como fuente de recursos naturales, antes ya ha dictado otras regulaciones calificadas como extremas. Por ejemplo, en 2015 prohibió los excesos en las fiestas navideñas por miedo a que los musulmanes se desviaran.

Con información de www.larepublica.pe

 

También te puede interesar

Deja una respuesta