Seguidores de Guaidó invaden embajada de Venezuela en Brasil.

Un grupo irregular de unos 20 brasileños y venezolanos uniformados ingresó por la fuerza en la madrugada de este miércoles a la embajada venezolana en Brasilia, ante la ausencia cómplice de las fuerzas de seguridad del país.

La sede diplomática está en un predio donde a su vez vive la mayoría del personal diplomático junto a sus familias.

El grupo organizado bloqueó ambos ingresos y tomó por la fuerza algunos sectores de la embajada, con la intención de instalar ilegalmente a la “embajadora” nombrada por el dirigente opositor Juan Guaidó, cuyo intento de gobernar Venezuela mediante un golpe de estado fracasó rotundamente.

“Denunciamos que las instalaciones de nuestra embajada en Brasilia fueron invadidas por la fuerza en la madrugada. Hacemos responsable al Gobierno de Brasil por la seguridad de nuestro personal e instalaciones. Exigimos respeto a la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomática”, escribió el canciller venezolano Jorge Arreaza a través de su cuenta de Twitter.

Hasta allí se trasladaron en solidaridad representantes de distintas organizaciones políticas y sociales de Brasil, incluido el jefe de la bancada del PT en el Congreso, Paulo Pimenta. Así lo había solicitado el encargado de negocios de la Embajada venezolana.

“La embajada fue sitiada, hubo enfrentamiento violento. Intentaron tomar por la fuerza el lugar”, denunció el diputado. Y agregó: “Hay indicios de participación del gobierno brasileño en la facilitación de la invasión de la embajada de Venezuela”.

Como la maniobra supone una clara violación al derecho internacional, el gobierno brasileño se desentendió y el grupo irregular quedó aislado. El hecho se produce el día de inicio de la cumbre de los BRICS, bloque compuesto por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

Las autoridades del gobierno brasileño intentaron proponer un diálogo con los ocupantes dentro de la embajada, lo que fue absolutamente rechazado por las autoridades diplomáticas venezolanas. Hasta tanto no se levante la ocupación parcial e ilegal de la sede no habrá diálogo, aseguró el personal venezolano acreditado.

María Belandria, la representante de Guaidó en Brasil, intentó instalar la versión de que un grupo de funcionarios de la embajada se habría comunicado para informarle que reconocían como presidente de Venezuela a Guaidó, lo cual fue luego desmentido por el personal oficial de la Embajada. Belandria llamó hacer lo mismo en los siete consulados venezolanos en el país, violando las normas internacionales y las constitucionales de Brasil.

En julio, Bolsonaro aceptó las cartas credenciales irregulares de Belandria como embajadora, pero en los hechos Brasil solo reconoce a los diplomáticos oficiales de Venezuela, nombrados por el gobierno de Nicolás Maduro.

También te puede interesar

Deja una respuesta