Demonio de Tasmania | Curiosidades, dónde verlos y mucho más.

La fauna en Australia es, sin duda, uno de sus mayores atractivos. La biodiversidad que rodea a cada turista en este hermoso país es todo un espectáculo, pues Australia cuenta con decenas de especies endémicas que logran fascinar a cualquier ciudadano del mundo. Animales como el canguro australiano y el ornitorrinco australiano son solo dos de los más populares, pero hay uno que consigue la atención de todas las personas: el demonio de Tasmania.

Es bien sabido que Australia es el refugio de muchas especies, pero en este artículo te diremos todo lo que debes saber sobre este singular marsupial para animarte a conocerlo en tu viaje de estudio y trabajo a Australia. ¡Sigue leyendo y maravíllate con este animal!

El demonio de Tasmania se considera el marsupial carnívoro de mayor tamaño en el mundo pues sus hábitos alimenticios se fundamentan, principalmente, en el consumo de presas más pequeñas. Este animal utiliza sus patas delanteras para llevarse la comida a la boca y una de las curiosidades más atractivas del demonio de Tasmania es que posee capacidades de adaptación únicas, como la de regular su temperatura, según sea necesario, para mantener su cuerpo activo y no sobrecalentarse.

¡No puedes dejarte engañar por su apariencia! Este animal parece tener unos gramos de más y ser algo rechoncho, pero la verdad es que tiene una gran cantidad de masa muscular, agilidad y fuerza en cada parte de su cuerpo.

En camino a la extinción
El demonio de Tasmania ha sabido sobrevivir a varias amenazas de extinción. Inicialmente, la población de canguros australianos y dingos australianos representaron una amenaza gigante que terminó por erradicar la presencia del demonio de Tasmania en casi todo el país, permitiéndole habitar únicamente en la isla de Tasmania. Al mismo tiempo, los granjeros contribuyeron a este fenómeno, pues el animal también se consideró una plaga para el ganado.

Pero esto no es todo. Desde el año 1990, el demonio de Tasmania ha tenido que enfrentarse a una extraña enfermedad que induce el crecimiento de un tumor, normalmente en la zona del rostro, que le imposibilita comer; finalmente, los animales mueren de inanición. Considerando esto y que el animal solo habita en la isla de Tasmania, posiblemente estemos frente a la extinción de una especie maravillosa. ¡Es lamentable!

También te puede interesar

Deja una respuesta