La corrupción mantiene intocables a las empresas Tigo y Claro en Honduras.

Hace más de un año se presentó en el Congreso Nacional, una moción para crear una comisión especial para realizar una evaluación sobre la calidad del servicio que ofrecen Claro y Tigo, empresas de telefonía móvil en Honduras, sin embargo, esta sigue engavetada.

La moción fue presentada en su momento por la diputada del Partido Libertad y Refundación (Libre), Scherly Arriaga.

La iniciativa que presentó la parlamentaria se debe a cientos de denuncias interpuestas por los ciudadanos. Estas debido al mal servicio de estas compañías a los usuarios.

«Nunca se discutió en la comisión»

Con el propósito de conocer qué ha pasado con esta moción contra Claro y Tigo, Tiempo Digital se comunicó con la congresista, quien accedió a contarnos en qué proceso estaba la moción.

Cuando se le consultó acerca de esta iniciativa, Arriaga dijo, «realmente es vergonzoso, porque eso nunca se discutió en la comisión».

Del mismo modo la diputada lamentó que «los encargados de la comisión nunca tuvieron el interés de debatir el tema. Hasta el dia de hoy no hay ningún dictamen al respecto; no favorable o desfavorable. Prácticamente está engavetada».

¿Claro y Tigo sin calidad?
Por otra parte, Arriaga, dijo, «básicamente de que los servicios móviles e internet de Claro y Tigo tuvieran calidad; porque hemos visto que estos servicios inclusive los cobran en dolares, es un mal servicio para el consumidor».

Por lo anterior, la parlamentaria «estaba solicitando una revisión de la calidad de servicio de Claro y Tigo; y sobretodo que fuera a un precio justo», dijo Arriaga.

Al consultarle sobre si volvería a presentar la moción, esto dijo la parlamentaria: «claro que lo volvería a presentar; incluso he hecho varias manifestaciones llamando la atención de la comisión para que trabajemos en el proyecto».

En Colombia, las empresas Claro, Tigo y Movistar fueron multadas por engañar con la velocidad del internet que ofrecen a sus clientes.

También te puede interesar

Deja una respuesta