Pastor y esposa exigen a sus fieles seguir pagando el diezmo para salvarse del Coronavirus

Miguel Arrázola vuelve despertar la polémica nacional. El líder de la iglesia cartagenera Ríos de Vida y famoso por convertirse en uno de los promotores civiles más visibles durante la campaña de oposición al plebiscito por la paz, al punto de recibir el apodo del “Pastor del No”, fue objeto de críticas por un video en el que le pedía a sus fieles no dejar de enviar sus diezmos para que estuvieran protegidos contra el coronavirus.

En el video, Arrázola está junto a su esposa María Paula Arrázola haciendo un en vivo por redes sociales mientras invitan a que «sigamos dando nuestros diezmos y sus ofrendas. Ofrezcan siempre al señor”.

El polémico pastor le explicaba a su comunidad cómo por motivo de la cuarentena iba a tener sus cultos de manera virtual pero que eso no debía ser impedimento para que siguieran haciendo llegar sus ofrendas, detallando toda una serie de canales remotos por los que podían dar el dinero, desde trasferencias a las cuentas bancarias o por medio de la página web de la iglesia Ríos de Vida.

“También encuentras un instructivo con seis o siete formas distintas para dar a través de cadenas de almacenes o la App de nuestro banco”, dice Arrázola en su video.

Además le pidió a los otros líderes de la iglesia que abrieran grupos de WhatsApp para que compartieran los links donde pueden consignar las ofrendas directamente a sus fieles.

El video causó una gran polémica cuestionando las motivaciones del pastos, que en estos tiempos de crisis por el coronavirus parecía mas preocupado por el dinero que recibe de sus fieles que en el bienestar espiritual de estos.

Una de las críticas más fuertes vino por parte del senador de la Colombia Humana -partido de oposición al Gobierno- Gustavo Bolívar, quien escribió en su twitter en clara referencia a Arrázola: “Soy investigador de la vida de Jesús. Pasa que hay pastores, no todos, que utilizan su nombre para estafar gente y no lo permito. Disculpen si les dañé el negocio”.

Bolívar terminó intercambiando trinos con otro reconocido miembro de Ríos de Vida, Oswaldo Ortíz, un pastor, youtuber y activista anti LGBTI que como Arrázola también fue promotor del NO en el plebiscito y llegó a aspirar a la Cámara de Representantes por el Centro Democrático, partido político de Gobierno que está muy asociado a la iglesia cristiana cartagenera.

Ortíz acusó al senador de ser de izquierda comunista y de emprender una campaña de persecución religiosa contra Ríos de Vida. Además dijo que era un violador de derechos humanos y que con las novelas que había hecho antes de ser político -la mayoría con temas asociados al narcotráfico y la mafia- hacía apología de la violencia, por lo que lo llamó un “traqueto de las letras”.

El senador Bolívar respondió él era capitalista y defensor de los derechos humanos y que lo que estaban haciendo los supuestos líderes religiosos era aprovecharse de sus fieles para sacarles dinero.

Por su parte el pastor Arráloza buscó zanjar la polémica y las críticas recibidas poniendo un con una lista de todas las donaciones que hacía su iglesia.

También te puede interesar

Deja una respuesta