Cuba

Grazie Cuba: Italianos colocan banderas de Cuba en sus balcones y dicen «gracias».

Mientras Cuba Socialista ayuda a decenas de países y pueblos en la pelea contra el Covid19 y otras patologías que golpean a millones de personas, especialmente en África y América Latina, el imperialismo estadounidense endurece el genocida bloqueo económico, comercial y financiero con el propósito de estrangular la economía cubana y provocar en la isla un caos desestabilizador.

Mientras Cuba Socialista exporta solidaridad, ética humanista y esperanza, los gangster yanquis esparcen por el planeta militarización, presiones políticas, chantajes diplomáticos y sanciones económicas, en nombre de la “guerra al terrorismo” y de la doctrina del “destino manifiesto”.

Mientras Cuba Socialista le propone al mundo entero colaborar contra la pandemia sobre la base de una franca y transparente cooperación, mecanismos multiformes de solidaridad y respeto mutuo, los cowboys del tío Sam aplican sin descanso el más arrogante unilateralismo, la política de darwinismo global del precepto “muerte tuya vida mia” y las incesantes amenazas a los países insumisos.

Mientras Cuba Socialista sigue luchando resueltamente por la paz con justicia social y por una América Latina y Caribeña unida, integrada y solidaria, los prepotentes de Washington responden organizando golpes de Estado, amenazando con invadir a Venezuela Bolivariana y desplegando aviones y barcos de guerra en el Caribe, con el ridículo pretexto de la “guerra al narcotráfico”.

Mientras Cuba Socialista, a pesar de las dificultades en conseguir materiales para la lucha contra el Coronavirus por culpa del Bloqueo, se moviliza capilarmente para prevenir el contagio, contrarrestar la pandemia y no dejar a ningún cubano a su suerte, los Estados Unidos declaran abiertamente que la muerte de centenares de miles de sus ciudadanos va a ser algo fisiológico, sobre todo cuando se trata de personas mayores, discapacitadas o sin posibilidad de pagar tratamientos médicos (como lo demuestran las fosas comunes en Nueva York).

Mientras Cuba Socialista envía médicos y enfermeros internacionalistas, altamente preparados y fraguados en la lucha contra otras epidemias como el ébola en Liberia y Sierra Leona, o el cólera en Haití, a múltiples latitudes para salvar vidas humanas, los gringos envían armas nucleares, tanques y soldados para reafirmar su papel de gendarmes planetarios.

Por estas razones y muchas más, hagamos sentir a las batas blancas internacionalistas que arriesgan sus vidas por nosotros en Crema y Turín, así como a sus familias y a todo el pueblo cubano, nuestra gratitud más profunda, nuestra solidaridad y nuestra determinación de luchar por un mundo distinto, es decir por el Socialismo. Y expresemos nuestro desprecio por el imperialismo y por su infame y genocida Bloqueo contra Cuba, que debe cesar de una vez por todas.
Hagámoslo enarbolando banderas cubanas desde nuestros balcones y ventanas, así como pancartas y afiches de agradecimiento a Cuba Socialista y a sus médicos, y contra el Bloqueo. Saquémosles fotos y enviémoslas a collettivocubava@gmail.com
Con todas esas fotos se hará un álbum, el cual entregaremos al contingente de la Brigada Henry Reeve, a sus familias y a los medios cubanos, para reiterarles una vez más al pueblo y al gobierno de Cuba que la ardua lucha librada por la Revolución contra el imperialismo y por el Socialismo, ¡es también nuestra lucha!

UNA BANDERA POR CUBA

Colectivo CUBA VA

Deja una respuesta